martes, 23 de febrero de 2016

Magia

- Mira, si meto la mano en el bolsillo soy como tú.
- ¿Qué mano?
- Esta mano -dijo moviendo el pequeño muñón bajo el bolsillo de tela. - ¿No la ves? Mira cómo se mueve.
- Tú no tienes mano. Sácalo ya, que me estás dando grima.
Y al sacarla, aparecieron cinco nerviosos dedos ansiosos por coger lo que fuera.

domingo, 21 de febrero de 2016

Soneto XVI



Con miraza alzada, cielo argentino
de mando oscuro al sol siendo converso,
y expresar quiere mi llanto con verso
el frágil hilar del tiempo latino.

Es línea azul, de trazo repentino
en cuyo surco de agua caigo inmerso,
y del boli mordiendo extremo inverso
evoco, y rechazo el desatino.

Traidor alfiler de pérfida boca,
que rasgando tiñe el llano que pinta
morando de sangre en simpleza poca.

Cruel ironía es en curiosa finta,
que contra mi hado tu finitud choca
al condenarme, escaso de tinta.



jueves, 4 de febrero de 2016

Panteón


 La pareja contrastaba con la idoneidad de la escena. Una terraza, altos calefactores de llama a los lados, un gran ramo de rosas en la mesa, el París de las grandes historias de amor bullendo a su alrededor... y toda esa efervescencia, fácilmente inflamable, quedaba consumida en sus silencios. El tiempo no espera al inmóvil, y el café se había enfriado.  No hubo últimas palabras, y las que hubo, no las recuerdan. Él caminó despacio, dejándola atrás en la cafetería. Antes de cruzar el puente, regaló el ramo a una papelera. Varios días adornó la esquina aquel singular mausoleo de flores rojas, aviso al transeúnte despistado, como testimonio del deceso.