sábado, 10 de noviembre de 2012

Cuentra atrás



Nos quedamos todos muy, muy callados, contando mentalmente los segundos, pero al final nos sentimos algo decepcionados.

Se vio el rayo pero no sonó el trueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario